657 935 942 | MI CUENTA

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Política de Cookies

¿Qué son las cookies?

Las cookies son archivos que se pueden descargar y almacenar en el equipo que utilizas para acceder a una página web. Las cookies recogen información sobre la visita, especialmente sobre los hábitos y preferencias mostrados durante la navegación.

¿Utiliza cookies Katia Guzman?

Katia Guzman te informa que recopila cookies y, por ello, pone a tu disposición esta Política informándote sobre sus características y acerca del uso que hará de ellas. Cuando accedes por primera vez a la página web de Katia Guzman (www.katiaguzman.com), se te informa de la existencia de cookies. Si continúas navegando entendemos que conoces y aceptas esta Política. Siempre que Katia Guzman realice modificaciones en la configuración y/o utilización de las cookies, actualizará la presente Política y publicará su nueva versión en www.katiaguzman.com.

¿A quiénes afectan las cookies de Katia Guzman?

La Política de cookies se aplicará a aquellos usuarios o clientes que:

· Acceden a la web de Katia Guzman.
· Utilizan sus herramientas de gestión de productos.
· Completan formularios con sus datos.
· Utilizan cualquier otro servicio accesible desde la página web que suponga la comunicación de datos a Katia Guzman o el acceso de esta última a dichos datos con la finalidad de prestar los servicios.

¿Con qué finalidad utiliza Katia Guzman las cookies?

Katia Guzman utiliza las cookies que recoge de los usuarios durante la visita a su página web (www.katiaguzman.com) con la finalidad de conocer sus hábitos de navegación para poder mejorar y adaptar la usabilidad de su sitio web a las necesidades de los mismos. También recoge cookies con fines meramente estadísticos.

¿Qué tipo de cookies utiliza Katia Guzman?

Las cookies utilizadas por Katia Guzman son de diferentes tipos:
· En función de su titularidad, pueden ser:
o Cookies propias: Directamente enviadas y gestionadas por Katia Guzman.
o Cookies de terceros: Enviadas y gestionadas de forma anónima por un tercero distinto de Katia Guzman, con la finalidad de elaborar estudios estadísticos sobre la navegación por su página web.

· En función de su finalidad:
o Cookies técnicas y/o de personalización: Simplifican y agilizan la navegación porque identifican la sesión, permiten el acceso a herramientas de acceso autenticado y permiten prestar al usuario el servicio solicitado, adaptado a sus necesidades de entre las diferentes opciones disponibles.
o Cookies de análisis y/o publicidad: Facilitan el conocimiento de las tendencias y hábitos de los usuarios al informar sobre el número de visitas recibidas en las diferentes secciones de la página web y, así, mejorar la navegación, la prestación de los servicios y la gestión de los espacios publicitarios incluidos en el sitio web visitado (principalmente, Google Analytics). Los datos son recopilados de forma anónima con la finalidad de definir los diferentes perfiles de navegación de los usuarios.

· En función de su duración:
o Cookies de sesión: Obtienen y almacenan los datos mientras el usuario accede a la página web.
o Cookies persistentes: Obtienen y almacenan los datos en el terminal del usuario durante un periodo de tiempo que variará según cuál haya sido la finalidad de su utilización y siempre será el mínimo indispensable para cumplir ésta.

¿Cómo puedo modificar la configuración de las cookies en mi navegador?

Puedes configurar las opciones de tu navegador, en cualquier momento, habilitando o deshabilitando la recepción de todas o algunas de las cookies.

La configuración de los diferentes navegadores para habilitar o deshabilitar la recogida de cookies, se puede consultar en las siguientes direcciones:

· Firefox: http://support.mozilla.org/es/kb/cookies-informacion-que-los-sitios-web-guardan-en-?redirectlocale=en-US&redirectslug=Cookies

· Chrome: https://support.google.com/chrome/answer/95647?hl=es

· Explorer: http://windows.microsoft.com/es-xl/internet-explorer/delete-manage-cookies#ie=ie-11

· Safari: https://support.apple.com/es-es/HT201265

Si decidieses retirar el consentimiento para la recepción de cookies, después de haberlo otorgado inicialmente, deberás eliminar todas aquellas almacenadas en tu equipo y configurar las opciones de los diferentes navegadores. La navegación por la página web de Katia Guzman, una vez deshabilitada la recogida de cookies, es posible aunque la utilización de algunos servicios podrá sufrir limitaciones.

RECUPERA TU IDENTIDAD

Parece que estamos viviendo en un mundo donde la apariencia de cada vez es más importante. Nos exigen y nos hacen creer que necesitamos tener un grado de felicidad constante, cosa que la felicidad al 100% no existe. Todas las emociones son necesarias. En un momento dado debemos permitirnos estar mal, ya que hay situaciones que lo requieren, que nos hacen estar tristes. El hecho de que tengamos ganas de llorar, son emociones y mecanismos necesarios para poder sacar el dolor y evolucionar. El quit de la cuestión está en no acostumbrarnos a vivir con ello, con estas emociones negativas, sino en verlas como emociones adaptativas.

Durante las consultas de Psicología no me canso de repetir que todas las emociones son necesarias, ya que si no lo fueran, biológicamente no las tendríamos, pensad que la naturaleza es sabia.

El problema es que por norma general no se nos ha enseñado a cerca de la educación emocional, es por eso nos cuesta tanto manejar el dolor, no sabemos encajar la frustración. Como explico en el libro "Sí quiero, casarme conmigo", nos presentamos delante de una sociedad en la que se nos exige cosas que nosotros no somos capaces de hacer. No es de extrañar que al sentirnos indefensos delante estas demandas nos pongamos máscaras de alguien que no somos y adoptemos roles que no nos pertenecen. El hecho de haber desconectado durante cierto tiempo de nosotros mismos, tiene repercusiones más serias de lo que creemos; el hecho de nos saber quienes somos realmente, el hecho de perder nuestra propia identidad.

Todo ello provoca que dentro de nosotros coexista un sentimiento de culpa, ya que el inconsciente sabe perfectamente que no hemos permitido la manifestación de nuestra esencia.

Para poder sanar las heridas emocionales debemos ser permisivos con nosotros mismos, aceptar nuestras propias debilidades y así manifestarnos tal y como somos.

“Dentro la vulnerabilidad está la fortaleza”.

Si nosotros no aceptamos quienes somos, nunca seremos íntegros y honestos con nosotros mismos. ¿Qué pasa entonces cuando somos incapaces de hacernos una autocrítica y aceptar nuestras debilidades?

“nos responsabilizamos de lo externo y nos irresponsabilizamos de lo interno”

Posiblemente culpabilicemos las circunstancias externas, dando por hecho que estas son las que definen nuestro estado de ánimo. Posicionándonos a nosotros mismos en segundo plano, como sujetos pasivos sin poder de decisión o como personas indefensas que poco pueden hacer delante las circunstancias que la vida nos presenta, cosa que nos lleva a dos emociones que están muy presenten actualmente:

EL EGO y el MIEDO

Por ejemplo, si pensamos en una persona egocéntrica, nos daremos cuenta que son personas que están focalizadas en lo externo, de hecho se creen que el mundo gira entorno a ellas. Estas creencias son consecuencias de una incapacidad de indagación y aceptación de ellas mismas, por eso necesitan constantemente demostrar su grandiosidad externamente, aunque detrás de ello se esconde una gran inseguridad ya que son personas que no son capaces de aceptar ningún tipo de negativa, de rechazo o de crítica.

Identificar las situaciones en las cuales aparece el ego hace que la persona pueda ser humilde y entender que hay más puntos de vistas diferentes al suyo, pero iguales de válidos, de forma que uno pueda ser honestos y sinceros consigo mismo y así poder quitar aquello que enmascara su inseguridad.

Por otra parte existe el miedo. Se nos ha educado haciéndonos creer que necesitamos una seguridad externa y esto lo reflejamos poseyendo una capacidad de control sobre las cosas externas, cosa que hace que vivamos con ansiedad y apego, estando más pendiente del resultado que de vivir la propia experiencia. Siempre digo que lo ideal sería vivir con incertidumbre con ojos de maestro, y saber desapegarnos del resultado ya que en esta vida no hay nada seguro, no hay nada estable, cosa que es perfecto porque forma parte de la propia evolución.

Toma consciencia y se capaz de quietarte tus propias máscaras en el caso que lo encuentres necesario. Si crees que tienes que trabajarte a nivel emocional, pero por no sabes por donde empezar, sólo tienes que prestar atención a la máscara que llevas y sanar la emoción contraria. No permitas que tus propias emociones te impidan ser quien has venido a ser.

Añadir comentarios
  • No se han encontrado comentarios
Prensa y Medios de Comunicación
Katia Guzman, psicologa, escritora y coach ha sido entrevistada en la cadena de television Canal4 MallorcaKatia Guzman, psicologa, escritora y coach presenta una sección habitual en la cadena de Radio de ambito nacional Cadena SerKatia Guzman, psicologa, escritora y coach ha sido entrevistada para el periódico Diario de IbizaPuede encontrar un ejemplar del libro Si quiero casarme conmigo en la sección de librería del Corte Inglés